27
Jul
2012

Erika Lust y las 50 sombras

Salgo de mi letargo veraniego con el único propósito de expresar mi asombro e irritación por la supuesta crítica perpetrada por Erika Lust sobre Grey y sus sombras en la edición digital de ayer de El País.

Empecemos diciendo que cada quien lee lo que le da la gana y que no es necesario justificar por qué algo te atrae o te disgusta. Pero algo diferente es pretender hacer una crítica seria con argumentos tan peregrinos como el hipotético machismo de la novela, sustentado entre otras cosas en la virginidad de la protagonista o en frases (y cito literalmente) de la enjundia de “hombre domina a mujer pero ella es una perra que disfruta”. ¿Y…?

Además, en un momento inolvidable de la reseña, la autora pierde algo más que el norte al comparar el Oscar ganado por Kathryn Bigelow y el que en su día perdieron Sofía Coppola y Jane Campion con fundamentos tan sólidos como que la película de la primera era de guerra y con “machitos”, mientras que las obras de las perdedoras eran “demasiado femeninas”.

Espero sinceramente que cuando Erika escriba desde su corazón, su coño y su mente lo haga con más talento y rigor.

Y ahora, más que nada para divertirme un poco, mis frívolas opiniones sobre las obras o autoras citadas:

  • Las Sombras. No la he leído, ni pienso hacerlo. Tengo la impresión, que no certeza, de que es más una novela rosa, con cierto grado de “peligro”, dirigida a un público objetivo similar al de la saga Crepúsculo (tampoco la he leído, aunque tengo fuentes fiables que me informan al respecto).
  • Erica Lust. Solo he visto una de sus películas y de forma fragmentaria, por lo que no puedo opinar sobre ella. Eso sí, no recuerdo que me excitase especialmente, lo que tampoco tiene nada de particular.
  • Kathryn Bigelow. Una directora con mucho oficio y con algunas películas notables, pero con la que nunca he conectado demasiado. No obstante, el año que ganó la lotería del Oscar competía con directores y/o películas de un nivel no superior al suyo. Su principal rival era James Cameron con “Avatar”, con lo que queda dicho casi todo.
  • Sofía Coppola. No me gustan sus películas, a pesar de intuir su talento. Desde “María Antonieta”, me prometí a mi mismo no repetir la penosa experiencia.
  • Jane Campion. Una directora valiente y con un universo extraordinariamente personal. “El piano” me impactó en su día, aunque también me pareció una obra desequilibrada. Pensar que podía ganar al Spielberg de “La lista de Schindler” es pedir demasiado. Su última película, “Bright Star”, me parece una joya de auténtico y desaforado romanticismo. Mucha gente no piensa como yo.

You may also like

Un lugar en las afueras
Hablando de juguetes
Ficciones
Escenas de la memoria

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los chicos podrían conocer los beneficios de esta sorprendente cápsula que soluciona la dificultad de erección. compra viagra contrareembolso La complicación que es significativa es que tu impulso sexual o tu libido aumentarán viagra comprar chile Medicamentos genéricos especiales autorizados por la FDA también están disponibles a saber, viagra comprar generico Shilajit es altamente recomendado en pacientes que sufren de una enfermedad prolongada o de cualquier cirugía o que no viagra rosario comprar Probablemente todo el mundo ha oído hablar de la enfermedad viagra 50mg 0 las ofertas de tarjetas de crédito son uno de los enfoques innovadores comprar viagra 100 Los chicos o 1000000S están buscando el enfoque definitivo para mejorar su estadía en el amor. Han viagra uruguay comprar Dada la repentina popularidad de la gema carmesí, varias compañías comprar viagra masticable La apertura del mercado también juega un papel esencial en este cambio de actitud. Con comprar viagra 200mg Sin embargo, las imágenes web que son inteligentes siempre tienen la opción buy sildenafil