MARLOWE

Seguramente este lugar, con su peculiar cacofonía de imágenes y voces, diga más de mí de lo que yo pueda o desee resumir. Hedonista por convicción, melancólico a ratos y narcisista de ego controlado. Bastante hastiado de las limitadas etiquetas y de este vodevil al que tan a menudo confundimos con la realidad, traigo aquí a la persona y a sus personajes, con el humilde propósito de ser horizonte y no solo litoral. Y si quieres saber algo más, ejerce tu libertad para preguntar.